martes, 3 de diciembre de 2013

Pelando la cebolla del MOOC (a varias voces, si quieren) en #escenariostec

Juan Carlos Pintos escribió esto, empecé a comentar su entrada y terminé haciendo este post.


Hola Juan, charlemos esto en capas, pelando la cebolla del MOOC:

"concebimos los MOOC un curso online bien parecido a la experiencia de crear un grupo en Facebook"
MOOC puede haber de muchos tipos, los que son como crear un grupo en Facebook tienen poco de una de las O de MOOC: OPEN.
Y hay un tipo particular, que tiene más de experiencia de aprendizaje que curso, en el sentido que la sistematización es débil frente a la autonomía de sus participantes: su experiencia es la estructurante.

"Se pone en juego un poco de repositorio"
Sí, hay curadoría de contenidos, un recorte particular de contenidos sobre uno o varios temas por parte de sus diseñadores. Pero no es "poco", si el MOOC funciona, el repositorio se expande por curadoría social: los nodos de la red lo hacen, suman, filtran, etc

"un poco de conversación entre los miembros"
POCO? POCO????? si es poco, creo que el MOOC no interesa para nada. Mucho de lo más interesante del aprendizaje en red debería ser la interacción, la construcción de conocimiento surge de la conversación, el diálogo como fundante del aprendizaje con la característica especial de tratarse de una conversación distribuida (distinto al diálogo que se da en el aula).

"un espacio distribuido de conocimiento"
Que sea espacio de conocimiento es un logro, la trama puede favorecer la construcción de conocimiento, no sé si siempre.

"tiene como horizonte principal armar una red de personas para aprender juntos"
Construir la red de personas es fundamental, para esto es necesario favorecer-fomentar conexiones,  regar y tomar los emergentes que aparezcan.

Qué implica para los formadores?
Vos nombrás 3 aspectos:

1. "proponer tareas interesantes-atractivas, que se planteen en una zona de desarrollo próximo intuitiva, ya que poco sabemos a priori de los alumnos" 
Bueno lo de "zona de desarrollo próximo", le agrego el plural. La dificultad mayor al diseñar/planificar es que hay que manejar varias zonas de desarrollo próximo a la vez, o sea, que haya para todos los gustos, que todos puedan sentirse algo cómododos para engancharse en la actividad y tampoco lo suficiente: que encuentren alguna incomodidad para poder aprender. Cómo planificar para una heterogeneidad tal? Si en las aulas tenemos la interpelación de lo heterogeneo, los MOOC son el colmo. Pensar actividades que puedan dar una idea de quiénes son esos "miles"- lejos de poder tener noción de saberes previos- es necesario.
Y algo más: más que "tareas" interesantes... creo que es necesario configurar escenarios/situaciones que manera que puedan suceder conexiones entre los nodos. Eso creo es lo que puede hacerlo interesante.

2. "sin calendario detalladamente estructurado, (¿cómo serían los calendarios desestructurados en para el sistema educativo?)"
Creo que el calendario del diseño del MOOC debe estar altamente estructurado, lo que no se estructura es la fecha de entrega para dar autonomía a los participantes. Buena pregunta: ¿se pueden desestructurar los calendarios dentro del sistema educativo? El sistema educativo es propiamente administración tiempo/espacio. Los pilotos que tocan estos aspectos enfrentan difíciles batallas, y en general fracasan. Si no tocamos el calendario pero sí la autonomía?

3. "con situaciones de evaluación pero bien diferentes a aquellas en las que los alumnos de forma individual dan cuenta de algún tipo de aprendizaje"
El tema de la evaluación es el talón de aquiles que tiene toda práctica formativa en línea que no exige entregas, cómo acreditar?
Si se trata de una comunidad de práctica, la evaluación externa es irrelevante, la autoevaluación es la que importa.
Si se trata de una experiencia de formación que una institución debe acreditar, Stanford, Udemy... implementaron formas de certificación; antes, los primeros MOOC, los de la Univ. de Manitova (de Siemens y Downes; y otros) daban acreditación a los alumnos en modalidad institucional, que entregaban trabajo final cumpliendo fechas.
Sin embargo, sí está tremendamente cuestionada la instancia de evaluación en los MOOC (y esto nos sirve para pensar la evaluación en general): porque cómo evaluar de manera coherente a cómo fue el proceso? La evaluación por parte de un docente/facilitador cuando el proceso es en red, mayormente autónomo...tiene sentido? Y qué tipo de estrategia de evaluación es válida? qué tipo de información se quiere recoger en la evaluación? Los blogs personales son naturalmente buen soporte de portafolios, sistematizar el seguimiento de los mismos permitiría evaluarlos. Ahora, si es un MOOC la participación es masiva, podrían idearse comisiones de evaluación que surjan de la misma red, por ej? Creo que hay que abrir el tema: la oportunidad de pensar la evaluación que nos ofrecen los MOOC es muy interesante. Y dicha reflexión y pruebas de nuevas estrategias de evaluación, yo las llevaría al aula, para empezar.

Y hay más en relación a lo que implican los MOOC para un formador:
Un MOOC es una planificación en movimiento. El diseño estructura "inicialmente" o como "base" algo el camino de mucha gente (nodos) que empieza a tejer por su propia cuenta, asociándose como quieren, tejiendo y destejiendo a su manera eso que nosotros les "dimos". Es necesario ser capaces de tomar emergentes, recapitular, reestructurar sobre la marcha (igual que en el aula, pero la apertura a lo desconocido es mayor, o al menos, está más puesta de relieve.

Creo que podríamos aumentar mucho la lista de qué implica un MOOC para un formador.

Terminás con esto:
"Me queda una pregunta. ¿Los sistemas formadores garantizamos aprendizajes al dar un título o garantizamos que dimos oportunidades de aprender?"
Yo digo "JA!!"

beso, gracias y hasta pronto.
Luz